El fundador y CEO de Palibex, una de las empresas logísticas que más crecen en Europa, es pionero en un nuevo formato de coleccionismo de arte contemporáneo.
Socio fundador del Club Matador y miembro de la Asociación de Coleccionistas 9915, es el promotor de Truck Art Project, una iniciativa que convierte camiones en lienzos.
Su particular mecenazgo, único en el mundo, consiste en sacar las obras de galerías y colecciones privadas y acercarlas al gran público a través del ‘arte en movimiento’ 

Fotografía de primer plano del mecenas de arte y empresario del transporte Jaime Colsa

Jaime Cosa fotografiado por Panci Calvo

Detrás de Truck Art Project, una iniciativa artística innovadora que ha despertado el interés de artistas y medios de comunicación de medio mundo, se encuentra Jaime Colsa (Torrelavega, 1972). Un empresario atípico que, en los últimos años, ha sorprendido a propios y extraños no solo por fundar Palibex, una de las compañías de transporte que más crecen en Europa según el último ranking publicado por Financial Times, sino también por su original forma de trasladar su pasión por el arte al mundo de la logística.
Como resultado de su apuesta por el mundo del arte, la sede madrileña de su empresa acoge una extensa lista de intervenciones de conocidos artistas de la escena contemporánea -como Okuda San Miguel, Daniel Muñoz, Felipe Pantone, Rosh 333, Antonyo Marest o Suso 33, entre otros- y los camiones de ruta de su compañía lucen las obras de 26 artistas de la talla de Abraham Lacalle, Sergio Mora o Ana Barriga, acercando el arte a las carreteras de toda España y componiendo una particular colección de arte contemporáneo sin propietario alguno. Con tan sólo 16 años y 10.000 de las antiguas pesetas, Jaime Colsa adquirió su primera obra de arte en la Feria Arco: “Para un muchacho de mi edad suponía sacrificar algunas cosas. Era una serigrafía sobre lienzo de un artista checo que hoy en día tiene un gran valor sentimental para mí pues marcó el inicio de todo”, declara. Desde entonces, dedica parte de su tiempo y de sus ingresos a apoyar a artistas, financiando producciones audiovisuales y plásticas, como Truck Art Project, y adquiriendo aquellas obras que como dice logran conmoverle: “Para ser coleccionista no hace falta tener una gran fortuna. Con independencia del valor de las obras, es una cuestión de actitud”.
Su colaboración sin ánimo de lucro con el mundo del arte parte de una posición sincera y real ya que, sin necesidad de intervenir en los procesos, le gusta estar en contacto con los artistas porque son personas diferentes y creativas. En sus palabras, es una experiencia que le permite aprender: “No me considero un artista, pero me gusta disfrutar de los procesos creativos y de lo que hacen los artistas. Me atrae fisgar, experimentar, saber cómo funciona determinado contexto cultural, qué necesitan sus agentes o cómo es el sector”
Miembro de 9915, asociación de coleccionistas en España, disfruta de la satisfacción que le supone colaborar activamente en la difusión del arte de la mano de otros profesionales. “El coleccionismo es el principal gesto de mecenazgo y es indispensable para mantener viva la creación y que los artistas puedan seguir viviendo de su trabajo”.
Entre sus nuevos retos profesionales está el de trasladar su concepto de arte en movimiento al mundo del motor a través de su última apuesta empresarial, CRD (Café Racer Dreams), una firma que personaliza motos y coches clásicos de forma artesanal y que cuenta con miles de seguidores en las redes sociales.
Entusiasta y con gran capacidad de promover proyectos, Jaime está muy implicado con Movember, organización benéfica internacional que lucha por la prevención e investigación del cáncer de próstata y otras enfermedades masculinas. En este sentido, y con ayuda de originales iniciativas, muchas de ellas vinculadas al arte como ‘MoArtSale’, una subasta online con obras cedidas por artistas, galeristas y coleccionistas para ayudar a Movember Foundation, es una de las personas que más fondos ha conseguido recaudar para esta causa benéfica.
Sobre Truck Art Project:
Camiones de rutas comerciales se convierten en los protagonistas de la escena artística actual al transformarse en lienzos por algunos de los más reputados artistas de la escena contemporánea española. Los artistas retados a sumarse a esta iniciativa forman parte destacada de diferentes disciplinas como el arte urbano o contemporáneo, implicando igualmente otras disciplinas artísticas. Este proyecto de arte público nace gracias al mecenazgo del empresario y coleccionista Jaime Colsa (www.jaimecolsa.com) y está comisariado en el área del arte contemporáneo por Fer Francés y en la del arte urbano por Ink and Movement (www.iamgallerymadrid.com), quienes se han unido en esta apuesta de difusión del arte de vanguardia de una forma accesible e innovadora. Hasta el momento, Truck Art Project cuenta con la participación de 26 artistas y 23 camiones pintados.

One Response to Jaime Colsa, un mecenas del siglo XXI
  1. Una experiencia única con niños de mi taller dieigidos por mi fue la condición que exige,sobre un mini bus lde la EMT en Valencia. Utilizando el Action Painting. Pintando caminos. Parecian mapas de bus o de metro. Un soporte a la altura de mis expectativas. Semtido artístico mas que decorativo. Buen mecenazgo Jaime Cola! Hélène


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *