El pasado 9 de octubre se falló el Premio a la edición José Lázaro Galdiano.

El libro Setras, caligrafía sonora de Berio Molina, de la editorial Fulgencio Pimentel en coedición con La Casa Encendida y la Fundación Mayeusis, en la modalidad de libro de arte, y la edición ampliada y revisada del libro Chema Madoz, obras maestras, de la editorial La Fábrica, en la modalidad de libro de bibliófilo, obtienen el Premio a la edición José Lázaro Galdiano del Gobierno de Navarra a la calidad editorial 2018. 

El Premio ha doblado este año su cuantía económica y contempla por primera vez dos categorías (libros de arte y bibliofilia), dotadas con 3.000 euros cada una, y tiene por objeto distinguir la calidad en la edición de libros de arte en su más amplia extensión y honrar la memoria del navarro José Lázaro Galdiano, reconocido intelectual, editor, bibliófilo y coleccionista de arte. 

Su concesión recompensa la labor de editores que hayan publicado, en cualquier idioma, y durante el año anterior al de la concesión del Premio, libros de arte o sobre el arte en su más amplia extensión. 

Setras, como consta en su introducción, “es un estudio sobre la acción sonora en la caligrafía desde los puntos de vista de la subjetividad, la física, el arte de acción y, sobre todo, desde el absurdo y la asociación libre”. 

Chema Madoz, obras maestras cuenta la historia del artista a través de la reproducción de más de 400 de sus obras, y la edición incluye un estuche con el libro y una fotografía original del autor, en una edición seriada y firmada de 20 copias. 

El jurado ha apreciado en ambos libros la delicadeza y calidad de la edición. 

El Premio a la edición José Lázaro Galdiano, instituido en 2009 por el Gobierno de Navarra, cuenta con la colaboración del Museo Lázaro Galdiano en Madrid, lugar donde se entrega y del Ayuntamiento de Beire, localidad natal de José Lázaro Galdiano. 

16 editoriales 

A esta convocatoria del Premio a la edición José Lázaro Galdiano, la séptima de las celebradas, se han presentado 16 editoriales con un total de 29 obras. Entre esos libros, que el jurado ha considerado de un nivel medio muy elevado, y dentro de una gran variedad en textos, formatos y diseños, hay catálogos de exposiciones, ensayos sobre distintas artes, libros monográficos sobre determinados artistas, ediciones ilustradas de obras poéticas y facsímiles de obras antiguas. 

El jurado del Premio ha estado presidido por Pello Pellejero Goñi, Director General de Comunicación y Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra, y de él han formado parte asimismo Elena Hernando Gonzalo, directora del Museo Lázaro Galdiano, Juan Antonio Yeves Andrés, jefe de la Biblioteca del Museo Lázaro Galdiano, Alfonso Meléndez Pérez, tipógrafo, y Matías Múgica Franco de Medinaceli, técnico de la Sección de Publicaciones del Gobierno de Navarra. 

El Premio a la edición José Lázaro Galdiano es uno de los pocos que existen en España dedicados a valorar la calidad del trabajo editorial y el único entre los existentes que cuenta con una dotación en metálico. 

El nombre del Premio pretende rendir homenaje a la figura de José Lázaro Galdiano, quien, entre las varias dimensiones destacables de su actividad, brilló como editor y bibliófilo. Lázaro, nacido en la localidad navarra de Beire, fue el fundador y director de “La España Moderna”, la editorial, y también la revista del mismo nombre, más importantes en nuestro país a finales del siglo XIX y en las primeras décadas del XX. 

Imágenes cortesía del Museo José Lázaro Galdiano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *