“El arte, cualquier forma artística del mundo, no es más que una posibilidad continuamente recreada para pensar con imágenes, melodías y sentimientos y, de este modo, cerrar las grietas abismales que nos deja el pensamiento abstracto.” Peter Von Matt, escritor suizo.

El Sueño de Narel por Máxima Romero para ARTNOBEL

El Sueño de Narel, Oviedo 2017. Dibujo a bolígrafo y rotulador, sobre papel, autora
Máxima Romero

Friedrich Schiller identificó el arte semejante al juego, sólo resultaba tolerable y útil a los niños. Y dice: “La vida es seria, el arte alegre”. Para Goethe: “La misión más elevada de cualquier arte es forjar la ilusión de una realidad superior a través de la apariencia. Sin embargo, es una pretensión errónea hacer realidad esta apariencia durante tanto tiempo que al final ya sólo quede una realidad común”.

Para el burgués del siglo XIX el artista era contemplado como un ocioso en un intento continuo de evitar el sufrimiento de la existencia. El arte era percibido como algo placente- ro, y todo creador de cosas placenteras era sospechoso de vivir en la felicidad. Este burgués comparaba el arte como la droga que permite evadirnos de la realidad.

Como hijos del pensamiento racional, nos podemos permitir otras estructuras de pen- samiento adaptadas a la realidad percibida. Siempre y cuando seamos capaces de desvin- cularnos de nuestros hábitos aprehendidos. El pensamiento abstracto consiente asumir un espacio mental de manera voluntaria, implicando la posibilidad de realizar cambios entre diferentes situaciones. Ayuda a descomponer el todo en partes, para analizarlo simultánea- mente y actuar simbólicamente.

No podemos pensar más allá de nuestros propios juicios, salvo si somos conscientes, en cada momento, de nuestro entendimiento. Algo complicado por el esfuerzo necesario y sensato requerido. Sin el alimento del pensamiento estamos abocados a las voluntades de otros, no siempre coincidente con la nuestra. Si acaso existe en nosotros voluntad alguna.

La labor del arte y, por extensión del artista, es la de provocar cambios trascendentales en los ciudadanos. No dirigiéndolos hacia una realidad preestablecida, sino acompañándo- les hacia una visión compleja, crítica, cuidadosa. Es cierto, no todos se encuentran en ese camino, no todos sentimos ese peligro. Aunque todos lo necesitamos.

Abate Busonni

Editorial publicada en la revista #14 de ARTNOBEL Inspiration Review of Contemporary Art protagonizada por la fotógrafa española Isabel Muñoz.