Nos encontramos con Eugenio Merino en ARCOmadrid 2015 / ADN Galería, Barcelona.

Action Speaks Louder than Words.

Esta es una pieza que hice en el 2012. Hemos hecho un montaje, la pieza ha ido evolucionando.

Lo que viene a decir es que a veces ya no valen sólo las palabras, después de escuchar demasiadas en política, llega el momento en el que hay que hacer algo, ya no requieren más debates. Esa es la idea del original y aquí hemos hecho una versión más estética, jugando con el circulo, jugando con el grupo, jugando con esa acción ejercida con una sociedad entera.
¿Estás un poco moderado? No no no, tengo muchas líneas de trabajo. No me he especializado nunca en nada. De hecho pienso seguir así, lo que pasa es que es cierto que en un momento dado se podía hacer un tipo de obra más política, más reivindicativa, más dura y en otro no.
Igual que lo políticamente correcto está presente en prensa, está presente en una feria como ésta, lógicamente hay cosas que si las haces no se montaría un pollo, sino 300 mil. Se va bajando ese listón, para que el lenguaje siga siendo, para que pueda entender el espectador, ni demasiado fuerte, ni demasiado bajo. Es como defenderse (si alguien te va a pegar) con una escopeta. A lo mejor no hace falta eso aquí. Pero es cierto que es una feria ultraconservadora.
¿Qué pasa, a lo mejor no hay cabida para cosas que antes sí eran necesarias para el arte? Pienso que siguen siendo necesarias, pero…
A mi me gustaría que el arte fuera de otra manera, pero vivimos un momento que globalmente es así, aquí en Europa y en Estados Unidos.
Esta pieza es del momento que hice a Franco en la nevera (Allways Franco), es el mismo año. Entonces los proyectos de neveras han ido fundamentalmente a Estados Unidos, donde a pesar de todo, tienes una libertad para meterte en todo eso. Aquí creo que eso no puede existir, pero bueno… 
Creo que mi labor y la del artista es ver en que medio se mueve. Tengo que estar en el sitio correcto para decir lo que  quiero. En el momento que no pueda estar porque a lo mejor estoy hablando en otro tono, pues a lo mejor no me compensa, prefiero estar ahí donde ocurren las cosas. Llevo 12 ó 13 años viniendo a ARCO y mi idea es seguir, ver como funciona todo y seguir diciendo lo que digo, a pesar de que las cosas hayan cambiado.

Always Shameless, Unix gallery, New York.