Ayer miércoles 21 de marzo 2012, muchos
de los asistentes a la inauguración de la exposición de Rebeca Plana, The dark
is black…/Amor desdeñado…,  llegaban  a petición de la artista, con un crisantemo amarillo
en la mano. Además de gustarme, me pareció un acto poético en sintonía con la
fecha, ya que coincidía con el equinoccio de primavera y el día mundial de la
poesía.
 Es conocido que el crisantemo, es una flor
ornamental llena de simbolismo en muchos países. Así, en Japón es considerada
la flor nacional, en China es símbolo de sabiduría, en muchos otros como de
honestidad y como por ejemplo en Estados Unidos es usualmente percibida como
positiva y con significado de buen afecto.
El color de las flores tiene su
propio lenguaje y el color amarillo, simboliza la luz del sol, el calor y
representa la alegría, la felicidad, la inteligencia y la energía.
Por ello, la artista Rebeca Plana
como cierre de este primer Festival Miradas de Mujeres, organizado por Mujeres
de las Artes Visuales,  creará un poema-objeto
que contendrá la esencia de los crisantemos amarillos dentro de un frasco de
cristal de murano.
The dark is black…/Amor desdeñado…, se puede visitar hasta el 18 de mayo en el Espacio Cambio de Sentido
de la Fundación ONCE en la calle Recoletos, nº 1 de Madrid.