En la imagen Eduardo Salazar, cortesía del coleccionista

Eduardo Salazar y Juliana Hernández recibirán el Premio «A» Colección Joven de la Fundación ARCO el próximo 22 de febrero.

La pareja de coleccionistas posee una singular mezcla de intuición estética y profundidad conceptual, de miradas sobre el cuerpo como objeto y como medio artístico, y un especial interés en el arte que hace eco de los tiempos que vivimos y de las realidades que deben entenderse y transformarse.

La primera pieza de la colección Salazar Hernández fue adquirida en el 2004. Durante su primera década, la colección estuvo enfocada principalmente en obras de artistas contemporáneos colombianos concentrados primordialmente en pintura y dibujo.  En el año 2014 la ambición y dinámica de la colección se intensificó a través del circuito de ferias internacionales y la expansión del diálogo de la colección con otros artistas latinoamericanos y europeos.

La esencia de la colección inició reflexionando en torno al arte político, las relaciones de poder, la resistencia artística a una vida cínica y superficial y terminó convergiendo sobre el cuerpo humano.  

A través de movimientos, épocas, materiales, medios y estilos, los elementos del cuerpo y la figura humana resultan el leitmotiv de la colección, que incluye piezas de artistas latinoamericanos y europeos, predominantemente del siglo XXI, y algunos de finales del siglo XX.

En paralelo, la colección Salazar Hernández ha venido construyendo un patrimonio de fotografía y archivo que recoge la memoria de los movimientos culturales que han ido surgiendo en Latinoamérica y los diálogos entre arte, literatura, fotografía y cultura que se produjeron en el continente sudamericano.