Que el arte contemporáneo cotiza al alza, lo confirma los precios que alcanzan las obras, tanto pintura como escultura de la segunda mitad del Siglo XX, pues son las más caras de la historia.

            Y, ¿Por qué se adquieren?  El arte de invertir en arte, es el nombre de un informe elaborado por el BBVA que afirma: “el 97% de los compradores de arte confiesan que su primera motivación de compra es por un aspecto puramente emocional, mientras que el 49% reconoce estar impulsado por el rendimiento puro de la inversión. 

            Este es el porcentaje que en los últimos años ha aumentado notoriamente”, como también refleja el informe del  estadounidense Citibank, que asegura: “el mercado de arte a nivel mundial ha experimentado un crecimiento del 13% anual desde 2000, razón por la cual, en los últimos diez años, las obras de artistas contemporáneos hayan conseguido una gran rentabilidad”. 

            Adquiridas entre privados o mediante subasta, hemos descubierto las 10 obras de arte contemporáneo más cotizadas del siglo XX.

Rabbit, de Jeff Koons 

En mayo de 2019 se vendió en una subasta de Christie’s New York por 91,1 millones de dólares. Son 104,1 x 48,3 x 30,5 centímetros, de un brillantísimo acero inoxidable, a imagen y semejanza de un conejo hinchable, plateado, realizado en el año 1984.

Interchange, de Willem de Kooning

Esta pintura de 1955, se enmarca dentro del estilo Expresionismo abstracto. Es un óleo sobre lienzo y durante muchos años fue la venta más cara de la historia del arte, pues se pagó por ella 300 millones de dólares en 2015.

Portrait of an Artist (Pool with two figures), de David Hockney

 Una de las grandes obras maestras de nuestro tiempo,  se vendió, en menos de 10 minutos de puja hace poco más de un año, por 90,3 millones de dólares. Un cuadro al óleo realizado en 1972, y lo que se ve es lo que cuenta, un hombre al borde de una piscina mirando a otro que está dentro.

Abstraktes Bild, de Gerhard Richter

“Cada vez que bato un récord mi reacción es de horror”. Estas declaraciones del pintor alemán surgieron a raíz de la venta en Sotheby’s Londres en 2015 de una tela de su serie Abstraktes Bild, de 1986, por 46 millones de dólares, un precio que el propio artista asegura que multiplica por 5000 el coste original.

Tres estudios de Lucian Freud, de Francis Bacon

Tríptico pintado en 1969 y que se subastó por 142,4 millones de dólares en 2013. El cuadro es una maravilla que retrata al artista Lucian Freud, amigo y rival artístico, con quien trabó amistad hasta el punto de realizarse obras uno al otro.

Balloon Dog (Orange), de Jeff Koons

Se vendió en el Christie’s Nueva York por 58,4 millones de dólares en 2013 y por supuesto en aquel momento, hizo historia. La obra mide tres metros de alto, y forma parte de una serie de cinco esculturas de perros que parecen fabricados con globos, igual que Rabbit. 

L’Homme qui marche, de Giacometti

Esta icónica escultura de bronce realizada por el artista suizo Alberto Giacometti en 1961, fue subastada en Sotheby’s Londres en 2010, por 104,3 millones de dólares, un dineral para la época que marcó un hito.

Untitled, de Jean-Michel Basquiat

Pintado en 1982 por el prematuramente desaparecido de la escena artística Jean-Michel Basquiat, esta obra sin título se vendió en 2017 en Sotheby’s Nueva York por 110,49 millones de dólares. Hasta entonces el récord de subasta de un artista de Estados Unidos.

The last supper, de Zeng Fanzhi

Indiscutible rey de la escena del arte contemporáneo chino, Zeng Fanzhi desde sus inicios, sus obras se vendían por asombrosas cantidades de dinero, y en 2013 su pintura al óleo “La última cena”  realizada en 2001, se vendió en una subasta de Sotheby’s Hong Kong por 23,3 millones de dólares.

The grand snowing mountains, de Cui Ruzhuo

Ocho paneles de 8 metros por 3 metros, con unas montañas nevadas pintadas con tinta sobre papel con trazos sencillos, es lo que recoge esta obra paisajística del artista chino Cui Ruzhuo, vendida en Hong Kong en el año 2016 por la casa de subasta Poly Auction a un precio de 39,5 millones de dólares.